Imprimir

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) resolvió parar todas las actividades durante la jornada de mañana, lunes 29 de febrero, en todo el territorio provincial y ratificar sus exigencias al gobierno para que se garantice en el Estado un ingreso mínimo de $16.000 y un aumento salarial del 44% para el primer semestre del año.

La medida de fuerza se hará sentir principalmente en el sector de Educación, ya que un altísimo porcentaje de escuelas no contarán con la presencia de los porteros, quienes se sumarán al paro. Se estima que en las regiones del Alto Valle, Andina y Atlántica la adhesión supere el 80%.

El paro se hará extensivo también en el ámbito de Desarrollo Social. Las asambleas de trabajadores de varias ciudades adelantaron que participarán de la convocatoria con la realización de radios abiertas en las Delegaciones.

La medida de fuerza tendrá fuerte impacto también en el sector de salud y a partir de las 00.00 horas se espera que la mayoría de los servicios funcionen con guardias mínimas.

Los estatales demandan el fin de la precarización laboral, la inmediata regularización de más de 500 empleados públicos becados, el cese de las persecuciones sindicales, laborales y la judicialización de la protesta social; la eliminación del impuesto a las ganancias y el 82% para todos los jubilados. 

"Llamamos a rechazar aumentos anuales, por debajo de la inflación y en cómodas cuotas. El incremento en el costo de los productos, bienes y servicios sigue en ascenso y no va a parar en todo el año", aseguró Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE Río Negro. "Los gobiernos quieren que nos resignemos a aceptar aumentos del 30%. Por el contrario, los trabajadores debemos demostrar que no estamos dispuestos a ser meros observadores de nuestro deterioro salarial. Con nuestros sueldos cada vez compramos menos cosas", concluyó Aguiar.

Categoría: INFORMACIÓN GENERAL
0
0
0
s2smodern
powered by social2s