Mediante un decreto publicado hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno dio marcha atrás con el recorte en los adicionales por zona desfavorable que iba a afectar la asignación de 450.000 hijos en todo el país y a más de 71 mil trabajadores en Río Negro. Sin lugar a dudas, una victoria de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma y el pueblo patagónico que resistió en la calle la medida.

“Esta marcha atrás del Gobierno demuestra que en la calle podemos frenar el ajuste. Es cuestión de confianza, unidad y capacidad de organización. Nadie hubiese pensado semanas atrás que podríamos exigirle al Gobierno que nos devuelva 5 mil millones de pesos”, expresó el secretario general de la CTA, Rodolfo Aguiar.

Desde que se conoció el recorte adoptado por Cambiemos semanas atrás, se multiplicaron por decenas las protestas en el sur argentino y algunas localidades del norte. Es que las asignaciones familiares fueron podadas hasta en un 75% al establecerles un tope de $1578, reduciendo salarios hasta en un 27%.

La movilización callejera impulsó al Gobierno a suspender la medida por al menos 30 días. Vencido el plazo, hoy decretó restituir las asignaciones a su diagrama original.

Días atrás, un fallo de la Corte Suprema de Justicia sentó otro precedente de valor: ordenó a la ANSES pagarle a una trabajadora pública su jubilación con el adicional de zona desfavorable, a pesar de que la caja previsional del Estado provincial que la contrataba había sido transferida a Nación.-

0
0
0
s2smodern