El juez de Ejecución Lucas Lizzi informó que en el contexto del expediente caratulado como “medida cautelar” se consiguió la conformación del Equipo de Ofensores Sexuales para los internos del Penal N°5 de Cipolletti.

Ese expediente se inició en 2016 cuando comenzó a funcionar el Juzgado de Ejecución N°8 de Cipolletti y allí se tramitan cuestiones edilicias y de funcionamiento del Establecimiento de Ejecución Penal N°5.

Entre otros avances, por medio de sucesivas audiencias de las que han participado defensores, fiscales y representantes del Poder Ejecutivo provincial en ese expediente también se consiguió normalizar el abastecimiento de agua potable de manera continua y coordinar algunas cuestiones respecto de la disposición de los internos.

Se está tramitando también la reparación de la calefacción en algunos pabellones de la penitenciaría provincial y se gestiona la incorporación de talleres de capacitación.

Respecto del Equipo de Ofensores Sexuales, en el año 2013 se incorporó el inciso “L” del artículo 185 de la Ley de Ejecución Penal N°24.660. Ese inciso establece que los penales deben contar con “un equipo compuesto por profesionales especializados en la asistencia de internos condenados por los delitos sexuales”.

El primer penal de la provincia en incorporar el Equipo de Ofensores Sexuales fue el de Viedma. En el de Cipolletti, hasta hace un tiempo, había una sola psicóloga que se desempeñaba de manera individual.

A instancias de las gestiones del juez de Ejecución recientemente se designó a un segundo psicólogo y se están realizando tratativas para la incorporación de un trabajador o trabajadora social. El Equipo de Ofensores Sexuales tiene, entre sus objetivos, tiene la misión de brindar tratamiento exclusivo e individual a los condenados por delitos sexuales para evitar la reinserción en este tipo de conductas.

--
Dirección de Comunicación Judicial

0
0
0
s2smodern