EPRE atenderá en Choele Choel. Los interesados podrán realizar reclamos y consultas, en instalaciones de la Sala de Reuniones del municipio, este miércoles 15 de agosto, de 11 a 13 hs.-

Juan Pablo Cerini, presidente de Capper, analizó la compleja situación que atraviesan los productores porcinos de la provincia, por la suba de costos y la baja de los precios de venta. "Es necesario que suba el precio del cerdo", sintetizó.

La producción de cerdos atraviesa un difícil momento, sobre todo por el fenomenal incremento de la estructura de costos que no es acompañado por precios acordes para el primer eslabón de la cadena. En este sentido, Juan Pablo Cerini, presidente de la Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper), planteó que "es necesario que suba el precio del cerdo porque no se puede sostener un quebranto durante muchos meses".

En declaraciones radiales a Código Campo, Cerini planteó: "Estamos atravesando una situación bastante compleja en el sector, que se ha dado por una serie de factores que hicieron que la cuestión sea dura. El principal factor que afecta es el costo de la alimentación, básicamente. En el último tiempo se ha disparado, en parte por la sequía y en parte por la movilidad del tipo de cambio".

Pero eso no es todo. Según resaltó, los precios tampoco acompañan. "El cerdo en pie tiene una estacionalidad bastante marcada que hace que en los meses de calor el precio del cerdo suba. Por el contrario, desde febrero en adelante tiende a contraerse la demanda y baja el precio. Por eso, ahora que empieza el invierno, estamos ante el momento más complicado del año, porque el precio es bajo y los costos están en el pico más alto", señaló.

Comparación con el novillo

Al respecto, Cerini acotó que actualmente los productores entrerrianos reciben como máximo promedio 27,50 pesos por kilo de capón en pie. En este sentido, analizó: "Nosotros tomamos el índice novillo de Liniers como para compararnos y ver la evolución de cada animal. Ahí es donde vemos que han tenido una suba muy fuerte, la cual no está siendo acompañada por el precio del cerdo".

En esta misma línea, sostuvo: "Ante la suba del vacuno, viéndolo desde el punto de vista del productor, también es un momento óptimo para que el cerdo acompañe la suba". Además, alertó: "Debería dejar de caer y empezar a tomar el camino alcista lo antes posible, porque los costos subieron mucho en las granjas y la mayoría de los productores están vendiendo por debajo del costo de producción".

Sobre este mismo punto, remarcó que la intención de Capper es "tratar de mostrar que hay variables que demuestran que el precio debería subir". "La primera referencia es el vacuno: es un síntoma del mercado que haya subido la carne vacuna, con lo cual es necesario que suba el precio del cerdo porque no se puede sostener un quebranto durante muchos meses".

Consumidores

El presidente de la entidad aclaró que "generalmente las subas o bajas del precio del animal en pie afectan poco en la góndola". Al respecto, indicó que "en la góndola inciden mucho otros factores que vienen más adelante en la cadena, principalmente la inflación, que no tiene que ver con el precio que recibe el productor". "El productor no recibe un precio vinculado con la inflación, sino con la estacionalidad histórica del cerdo y con la carne vacuna", aclaró.

Consultado respecto del impacto de la devaluación, reconoció que "pegó fuerte y llegó en un mal momento", sobre todo porque los productores sucedió "en los meses más duros para las granjas". De igual manera, también consideró que "la devaluación hace menos atractivo el negocio de la importación de carne de afuera", por lo cual "se supone que tiene que haber un efecto reemplazo de los cortes importados con respecto a los nacionales".

En este mismo sentido, planteó que la llegada de cortes de cerdos desde el exterior sigue siendo una problemática para los actores primarios de la cadena porcina. Según datos que maneja el sector, el abril se habrían importado el doble de lo que fue en el mismo período de 2017. "Eso da cuenta del atraso cambiario. Era buen negocio importar", señaló.

Finalmente, sobre este punto, Cerini advirtió por la deslealtad comercial que sigue existiendo con los cortes importados. Al respecto, señaló que hay cadenas de supermercados que colocan etiquetas como si fueran de Argentina cuando son de Brasil. Además, indicó que los productos que ingresan congelados deben conservarse en ese estado. Por esto, el titular de la entidad pidió políticas que Estado que obliguen a brindar información de la procedencia y fecha de elaboración de manera clara para los consumidores.

Fuente: CAPPER

0
0
0
s2smodern