Desde la Cámara de Productores frutícolas de Fernández Oro, sostienen que la única forma de superar la crisis, es prorrogar una década el fuerte endeudamiento que mantienen los productores con Nación y Provincia que rondaría los 800 millones de pesos. Según datos que manejan, esta temporada los fruticultores le aportaron a la economía rionegrina más de 500 millones de pesos y 60 mil puestos de trabajo. Comparan que toda la automotriz de Argentina, apenas sostiene 5000 plazas de empleados.


Carlos Zanardi, Presidente de la Cámara de productores frutícolas de Fernández Oro e integrante de la conducción de la Federación de productores de Río Negro y Neuquén, en dialogo con FM “Estación Choele”, trazó un oscuro pero real diagnóstico de la fruticultura. Valoró los programas “Más frutas y verduras” y el programa que, juntos -la Federación, Funbapa y el Ministerio de Agroindustria de la Nación y el gobierno de la provincia de Buenos Aires-, hará que se pueda colocar fruta rionegrina en comedores escolares y ferias.
Aún así, Zanardi entiende estos programas no tendrán gran impacto, entendiendo que podrían llegar a totalizar un consumo de solo unos 10 millones de kilos. Es que los productores, con miras a tratar de recuperarse de las pérdidas con la pera, tienen “en el frío” no menos de 1.200 millones de kilos, con lo que los programas mencionados, apenas absorberían un 10 por ciento de la fruta que esperan colocar.
Zanardi también reflexionó que la corrida cambiara no trajo beneficios al productor, sino todo lo contrario. Es que cuando se dio la suba del dólar, habían ya recibido 3 adelantos por parte de los exportadores, con un dólar a 19 pesos de promedio. Pero ahora tendrán que pagar agroquímicos fiados, y otras deudas de insumos con un dólar que promedia los 28 pesos, y pagarán la poda actual con los lógicos aumentos. Así, señala que recibieron 3 o 4 pesos por kilo, mientras los exportadores obtuvieron por esa fruta entre 8 y 9 pesos.
“Todos estos créditos que se están debiendo, tanto en provincia como en nación, es porque la fruta se paga muy poco, por debajo del costo de producción. Toda la fruta de exportación, especialmente las peras, no van a superar los 4 pesos en la liquidación de los exportadores, que bien podían haber distribuido parte de lo que la devaluación lo benefició y no lo están haciendo. Si el costo de producción fue declarado oficialmente en 34 centavos de dólar, eso da por encima de los 8 pesos por kilo y el productor recibió 4 pesos por kilo. Aquí algo está fallando. Falla el Estado nacional porque los productores, la federación, las organizaciones, todos quedamos a la espera de la ley del instituto de la pera y la manzana, para cubrir los costos de producción. En diputados lo presentó la diputada María Emilia Soria y en el senado lo presentó la Senadora Magdalena Odarda y nunca fue tratado, cuando se pudo haber logrado una ley parecida a la de la yerba mate, donde de alguna manera, los productores tuvieran garantizada su rentabilidad. Hoy, a falta de eso, los productores se van endeudando. Lo concreto es que las deudas están, y vamos a hacer fuerza para que no se paguen este año” sostuvo Zanardi.
En la entrevista radial, Carlos Zanardi fue consultado sobre el programa “Más pera y más Manzana” y el impacto que podría generar al productor primario. El productor dijo que son buenas ideas y que toda iniciativa como ésta sirve, pero puso en duda que impacte en la economía de los chacareros. “Todos estos programas, que son muy buenos para el pequeño y mediano productor, que no pueden comercializar su fruta en forma directa. Pero hay que decir la verdad: Esto no impacta, sobre la cantidad de fruta que hay guardada en frío, porque todavía está a nivel de prueba. Va a iniciar a nivel de proyecto piloto cuando se empiece a entregar esta fruta al sistema de ventas que organiza la Funbapa a través de la Federación. En el mejor de los casos, imaginemos que sean 8 o 10 millones de kilos los que se puedan comercializar bajo esta operatoria. Va a ser muy bueno que se respete –como está planificado- el coso de producción de 8 o 9 pesos el kilo. Pero calculemos que hay 120 a 150 millones de kilos guardados en frío de manzanas rojas, frente a 10 millones que se puedan comercializar, no va a tener un gran impacto. Hoy tenemos un costo muy importante en frío, más allá de que cuesta vender por la gran recesión económica que se está generando a nivel de consumo. El costo de frío de acá a fin de año va a superar los 5 pesos por kilo, por lo tanto, no sé si va a superar lo que le queda al productor por kilo. El costo de la tarifa se va haciendo muy pesado para los productores que guardaron fruta en frío, queriendo recuperar lo que perdieron con la exportación de peras. Pero por supuesto que la medida que ha planteado la Federación con el Ministerio de Agroindustria, con el gobierno de la provincia de Buenos Aires para consumo en las escuelas y otros programas, son favorables, pero no van a tener incidencia en la cantidad de fruta guardada en frío” opinó el chacarero y dirigente orense.
Zanardi no dudó en proponer una prórroga de las deudas con el estado, no menor a una década. “Nosotros lo que necesitaríamos -si se hiciera como se hace en las grandes crisis- es una gran operación con todas las deudas tanto nacionales como provinciales. Hacer un fondo fiduciario. Dar años de gracia y patear todo esto, 10 años para arriba. Porque si por la emergencia económica nacional, lo de la AFIP estamos hablando, da hasta 90 cuotas para pagar deudas impositivas, que en general es un beneficio que reciben las grandes empresas. De los productores se deben financiar unos 50 a 80 millones de los 1.200 millones que se supone que van a financiar. Se beneficia a empresas grandes, exportadoras grandes, con gran estructura de persona, que van a financiarle en más de 20 o 300 millones individualmente. ¿Porqué, el productor primario tiene que pagar las deudas de un año para el otro, cuando la situación del país es desfavorable?” puntualizó.
Al consultársele sobre cuál podría ser el monto global de la deuda de la producción frutícola, Zanardi acotó: “Si tengo que arriesgar, unos 250 millones se dieron del Fondagro y la deuda con fiduciaria debe andar cerca de eso. Pero entre Fondagro y fiduciaria, sin incluir banco nación ni otro tipo de entidades, la deuda de los productores debe andar rondando los 800 millones de pesos. La fruticultura ha movido en esta última temporada por arriba de los 500 millones de dólares de forma directa e indirecta. Muchas veces el gobierno de la provincia ningunea a los productores. Pero lo que tienen que entender, es que no existe en muchas provincias una actividad económica tan importante, de tanta implicancia sobre su PBI. En Río Negro, la fruticultura es la principal actividad económica. Moviliza en forma directa e indirecta, más de 60 mil puestos de trabajo. La industria automotriz, de la que tanto se habla, no moviliza ni 5 mil personas en todo el país. La fruticultura genera 60 mil puestos de trabajo y además ingresa dólares, por lo tanto deberían darle mayor importancia” opinó.-

0
0
0
s2smodern